Fintechs, la oportunidad de negocio para muchos jóvenes titulados

El hecho de que quienes integren un determinado sector laboral se muestren altamente satisfechos con el desempeño de su actividad, suele ser proporcional a la idoneidad de tal sector y a su proyección de futuro.

En la actualidad, si hay un mercado en el que puede apreciarse tal indicativo es el de las fintechs, nuevas organizaciones donde tienen cabida al cincuenta por ciento los servicios financieros y un soporte tecnológico potente.

Por qué el futuro profesional está en las fintechs

Habida cuenta de que son muchos los jóvenes que, una vez terminados sus estudios se encuentran con serios problemas a la hora de conseguir su primer puesto de trabajo, cada día son más los que buscan su oportunidad en sectores novedosos asociados con labores demandadas.

Partiendo de esta premisa, las fintechs están en el punto de mira de toda una formada generación, que valora estas instituciones financieras por cuanto son el soporte ideal para todas aquellas personas que están pensando en lanzarse al emprendimiento.

No en vano, los trabajadores fintech muestran la fuerte convicción de que sus actuales puestos de trabajo van a abrirles las puertas de futuras opciones profesionales, que encajen con sus perfiles y criterios de búsqueda. Esto se traduce en que creen que serán admitidos en aquellos ámbitos para los que se han preparado con ahínco.

De este modo, están seguros de que les avalará el haber logrado un desarrollo laboral en ambientes jóvenes y dinámicos, de una manera rápida, con acceso a conocimientos altamente especializados y pudiendo hacer networking.

Que sea una primera experiencia no significa que no esté bien remunerada

Un rasgo sobresaliente que hace decantarse a los jóvenes recién titulados por las fintechs está estrechamente vinculado a que, si se las compara con otros sectores, los salarios que obtienen los profesionales de estas son más altos. Además, cuentan con el atractivo adicional de que es posible que sus condiciones mejoren a corto plazo.
La razón se encuentra en que empresas están dotadas de un menor número de estructuras jerárquicas, lo que las hace más horizontales. Es así, que abren un nuevo panorama, incluso para aquellas personas que jamás tuvieron en sus planes trabajar en compañías de esta índole, y que finalmente se muestran encantados con su inserción en las mismas.

Qué competencias son más valoradas para trabajar en fintech

Por orden de importancia, podría decirse que quienes pretendan hacer carrera profesional en estas empresas deben cultivar en primer lugar el trabajo en equipo. Igualmente, han de denotar una actitud responsable en todo momento, así como contar con un perfecto dominio del inglés y en último lugar, mostrar al líder que llevan dentro.

Sin embargo, en el caso de que lo que pretendan sea dedicarse al área de ventas y operaciones de mercado, no tendrán que contar con apenas conocimientos tecnológicos. Aunque como es lógico, sí resultan imprescindibles para los que desempeñen sus funciones en áreas de programación y desarrollo.

En cuanto a los conocimientos financieros, cuantos más se tengan mejor, con independencia de que se quiera optar a uno u otro sector. Por otro lado, en lo relativo a las habilidades sociales, son consideradas bastante más necesarias para los empleados no tecnológicos que para los tecnólogos.

Las claves del éxito del comercio electrónico

La aventura del emprendimiento encuentra en el negocio digital un aliado incomparable, por lo que esta tendencia está en auge. En nuestro país, aún más si cabe, pues nos hallamos en el cuarto puesto en cuanto al uso del ecommerce en toda Europa, siendo únicamente superados por Alemania, Reino Unido y Francia.
Este formato de comercio está de radiante actualidad en España, donde ya se habla de un “nuevo ecosistema” que supone un extraordinario filón para los negocios, de modo que no hay empresa que se precie que no anhele hacerse un hueco en Internet. A ello hay que sumar que cada día es más sencilla la creación de una tienda online.
En este orden de cosas se puede hablar de un proceso cómodo, simple y económico cuyos costes están reducidos y sometidos a control desde el primer momento. Igualmente cuentan con la ventaja adicional de poder ofrecer sus artículos a una clientela potencial que abarca el mundo entero y sin restricciones horarias.
Junto a ello, el secreto de su éxito radica en que la mayoría de estas tiendas en línea prestan especial atención a ofrecer información detallada en relación con sus artículos. Asimismo, facilitan el proceso de compra poniendo a disposición de los usuarios distintos métodos de pago, llevan a cabo un riguroso control y seguimiento de los pedidos. Por último, aplican descuentos u otras modificaciones estratégicamente estudiadas, todo en tiempo real.

El dropshipping insufla aire fresco al negocio digital

Convencidos de que una tienda online puede convertirse en una fuente de ingresos sin igual, son muchos los emprendedores que se sumergen en la búsqueda de alternativas financieras que les permitan poner su negocio en marcha.

A la hora de barajar posibilidades, hay una que destaca sobre el resto por ser un método que apenas requiere inversión previa y que se conoce como dropshipping. Ésta es una forma fácil de dar comienzo al funcionamiento de una tienda online, en la cual solamente habrá de optarse por uno o varios proveedores capaces de brindar el soporte necesario.

Toda persona que quiera emprender, abriendo su propio negocio en Internet pero que cuente con pocos recursos para invertir, tiene en el dropshipping, variante del comercio electrónico, un recurso de peso.

En esta modalidad empresarial, el minorista pasa a ser un mero intermediario que en ningún momento llega a tener los productos en su poder, sino que simplemente envía los pedidos a la compañía mayorista. Será esta última la encargada tanto del almacenamiento como del envío del producto al cliente final, y además ofrece un servicio post-venta para las posibles incidencias en relación con la entrega del pedido.

Es así cómo se consigue iniciar la andadura empresarial sin tener que asumir los temidos riesgos que tradicionalmente se le achacan.

Leave a Comment